Déjame amarte por siempre (V. Final).

Nueva versión de el último poema de amor que escribí, ya quedó muy bien y me agrada. Es justo para ti preciosa, siempre y cuando me aceptes. Espero y te guste.

El poema se titula:

Déjame amarte por siempre.

Mi alegría es amarte, por que le das calma a mi corazón,
Pensar en ti es un susurro de alivio que me alimenta de pasión,
Encanto y alegría, tristeza ahogo, sorpresa y exaltación

Tu mirada de soledad y tristeza me impulsan un fuerte deseo de amarte,
tanto como para que la pasión de mi corazón te alcance,
y se enternezca los dulces pétalos que te apretujan en tu prisión de resignación

Contradictorios son mis sentimientos al acariciar tu sutil presencia,
amor y agonía, ternura y tristeza, trascendencia e inmanencia,
me vuelves loco desde la intimidad en que se crea mi existencia.

Tu belleza y delicadeza roban mis pensamientos noche y día,
me obsesiono buscando el por qué a tus lagrimas de agonía,
amor mío, estoy aquí, a un paso tuyo, con tanto dolor y alegría.

El verte me duele a la vez que me atrae,
me enternece a la vez que me incita a la pasión
Te amo, entiéndelo de verdad, acéptalo.

La amalgama de agitaciones que les haces sentir a mi corazón,
Me imbuye con euforia una mezcla de alegría, tristeza, calma y exaltación
No puedo dejar de pensar en ti, te amo, desde lo más profundo, acéptalo.

Así como doblegaste tu menta a la tristeza y el abandono,
así como aceptaste sin esperanzas ni anhelos a la soledad,
Acepta la realidad de mis sentimientos, mi estallido de amor hacia ti.

Por favor amor mío, acéptame, intenta quererme como yo a ti,
No tengas miedo por que tu tristeza me acuchilla desde el alma,
No soy como los otros por que mi alegría depende de la tuya.

Por favor mi cielo, acepta lo que hay en mi corazón,
que enternezca mi amor a tu corazón petrificado,
que te reanime mi vida que ya has robado,

Al final de cuentas, te amo, no puedo más, quiero decirlo y gritarlo,
Te amo y eso no lo podrás cambiar, que el miedo no te aleje, tendrás que aceptarlo,
Acéptame amor mío y me dejarás llenar tu agonía con besos y tu desesperanza con caricias.

Acéptame y lo comprenderás, déjame entrar en tu vida, en tu mundo y lo entenderás,
Sanaré tu corazón con el alivio, amor ternura y contento, que me inspiras desde adentro,
Con toda dedicación y delicadeza desde lo más profundo, puro y vulnerable de tu corazón.

Acéptame amor mío…
Por que te amo…

Acéptame amor mío
Por que de hoy en adelante….

Quiero habitar por siempre…
En lo más profundo y tierno…
de tu dulce y sensible corazón…

De mi para ti, mi dulce niña, mi dulce Ángel.

Comentarios en Facebook

Dale tu opinión al argonauta

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *