El ardor de un deseo…

En estos momentos de mi vida mi corazón se llena de tristeza y de pesar, ansío con todas mis fuerzas encontrar a alguien a quien pueda amar. Mi corazón me desespera por que su ardor me arrastra hacia una búsqueda que bien sé que no dará frutos, y sin embargo mi deseo es tan fuerte que va más allá de la razón y de la supervivencia misma… Tengo tantas ganas de enamorarme de una hermosa mujer de cálido corazón… pero……. la impotencia me destroza, sé que allá afuera no hay nadie como la mujer que busco… sé que alguien así no puede existir en este mundo, y sin embargo mis deseos son tan fuertes que quiebran de dolor mi corazón…….. La desesperanza y un dolor agudo, característico de la agonía, asola mi corazón al recordar que no podré encontrar una mujer digna de estos sentimientos.. Pero aun cuando no puedo soportar tanto dolor, esa parte de mí que se siente incendiada no para ni un instante… No acata lógica alguna, ni razones, tan sólo desea amar y ser correspondida… tan sólo desea entregarse y recibir la entrega de una mujer en la que pueda confiar su vida… No sé que me pasa, pero odio esa parte de mi… esa parte que ansía, esa parte que arde de deseo, esa parte que busca, que anhela, que añora explotar de amor por alguien que le corresponda……Pero supongo que tendré que soportarla mientras insista en su vana búsqueda, ya que mujeres así, con un amor similar, no pueden haber en este mundo……. Deberé de dejar que el ardor de un deseo me consuma de adentro hacia fuera, desde el alma a mi corazón, y del corazón a mi piel e incluso a la energía que se desprenda de mi cuerpo… Moriré con el ardor de un deseo inconcluso en el corazón, es será el sello y la marca de mi existencia, será el icono de mi paso por este mundo, pero aun así me rehúso a aceptarlo, una parte de mí, la que busca, enserio quiere encontrar algo que no hay, enserio, enserio estaría dispuesta a creer en la existencia de una alguien imaginada que cubriera con el perfil de lo que mi corazón ama… pero sé que también ese es un camino que ya no puedo tomar….. No puedo hacerlo por segunda vez… ya conozco ese truco y ese engaño de mi corazón, y sé lo horrible y doloroso que es despertar a la realidad… Deberé de quemarme en el ardor de este deseo, y dejar que me consuma sin oponer más resistencia.. Es una parte de mi que me anima y me mantiene con vida, y deberé de aceptarla por eso y para eso, ya que la marca del amor está tan grabada en mi corazón que ya no puedo vivir más sin ella… aunque, esta no encuentre una depositaria, y tan sólo vague en el limbo de la desesperación y el vacío de no encontrar a quien amar…

Comentarios en Facebook

Dale tu opinión al argonauta

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *