Entre Ella Y La Calle

Vibraba su voz entre palabras de cristal
Y se escuchaba el silencio entre cada una de ellas
Veía los minutos pasando entre nosotros
Mientras su rostro se hacia más tenue

Sus pupilas estaban diluidas
Y sus angustias rebozaban de lágrimas
Se marcaba el agrio sabor del momento
Y poco a poco se perdía en su esencia

Tenia consigo cada deseo
Que se volvía cansancio en su rostro
Y el arduo andar de sus pasos
La hacia sentir cada vez mas débil

No se dejo caer ante el difícil desencuentro
Que de pronto estaba enfrente de ella
Acaricio suavemente al olvido
Haciéndole un lugar a su lado

Sus suspiros se volvían distancias
Que se convertían en un gran trecho
Se desenvolvía y se dejaba al descubierto
Y la volvían cada vez mas frágil…al igual que a mi

(El León De Damasco…)

Comentarios en Facebook

Dale tu opinión al argonauta

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *