El Guardian

Mi camino es la soledad, y mi destino son las cenizas…
Caminando solo en la bruma de las ruinas y los escombros.
Siempre alerta y sin descanso, Sin paz ni alegría.
No tengo un destino al cual dirigirme, o lugar al cual regresar.
Aun así continuo avanzando, sin detener o atenuar la marcha.
Desesperado, viendo siempre hacia adelante, aferrándome a la vida.
Mi paso no lleva arrepentimiento, ni pertenencia o atadura alguna.
Mi corazón nunca ha poseído nada, ni tampoco deseó tener algo.
¡He soportado tribulaciones que van más allá de mis fuerzas!.
Traicionado por todos, entendido por nadie.
He continuado como en trance, soportandolo todo.
Obligado por mi ideal, y arrancado mil veces de la muerte.
Estas manos y esta mente es lo único que he necesitado.
No conozco otro rumbo, ni distingo otros senderos, por eso…
Mi camino es la soledad, y mi destino son las cenizas…

Comentarios en Facebook

Dale tu opinión al argonauta

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *